Menores con contratos profesionales

Limite de etico y lo legal - Accuerda Abogados

¿Hasta donde alcanza el límite de lo ético o lo legal?

'Tener un hijo es lo más importante que te puede pasar en la vida', 'A mi hijo que no le falte de nada', 'por mi hijo hago cualquier cosa'.

De acuerdo, estas afirmaciones las han dicho más de una vez el 99,9% de los padres. Pero, ¿existe algún límite? Nos referimos a la polémica surgida por la 'niña más guapa del mundo' que lleva trabajando como modelo desde los 3 años (ahora tiene 9 cumplidos) y a las noticias sobre la contratación de menores de edad para la práctica del fútbol profesional. Dos casos en los que a los menores se les trata como adultos en el afán de sus padres o tutores por 'hacer caja' con su talento y belleza.

Pero ¿hasta que punto los niños han decidido llevar esa vida 'de adultos'? Nadie duda que ellos son felices con la vida que viven pero ¿y su infancia? ¿sus clases como el resto de niños, la convivencia con gente de su edad, etc.? Y sus derechos, ¿dónde empiezan y donde acaban?

Otro ejemplo: La pasión de los niños por el fútbol. El Fútbol Club Barcelona y los padres de un menor de edad firmaron un precontrato de trabajo, contrato de jugador no profesional (recuerden, menor de edad) y el contrato de trabajo en sí.

Los padres firmaron una cláusula penal un tanto discutible: el jugador debería abonar 3 millones de euros al Barcelona si no llegase a integrarse en la plantilla del club como jugador profesional. ¿Las excepciones? por estudios, por trabajo ajeno al fútbol o por motivos familiares. En ningún caso podría el jugador vincularse a otro club de fútbol que no fuera, exclusivamente, el Fútbol Club Barcelona, sin pagar 3 millones de euros. Además, el precontrato incluye la cesión futura de los derechos de imagen del menor para cuando sea, en su caso, jugador profesional.

Puesto en manos de la justicia y después de pasar por el Juzgado de Primera Instancia y la Audiencia Provincial, ha sido el Tribunal Supremo quien ha determinado que los padres del demandado 'al suscribir un precontrato con una cláusula penal indemnizatoria tan desmesurada, han gravado los bienes de su hijo de por vida. La tutela del interés superior del menor se encuentra íntimamente ligado al derecho fundamental del libre desarrollo de la personalidad. El interés del menor en decidir sobre su futuro profesional constituye una clara manifestación o presupuesto del desarrollo de su libre personalidad que no puede verse impedida o menoscabada. En este ámbito no cabe la representación, del mismo modo que tampoco pueden ser sujetos obligados respecto de derechos de terceros'

Por lo que respecta a la cesión de derechos de imagen, el Supremo ha determinado que el derecho a la imagen 'tiene un ámbito patrimonial, pero dicho ámbito está íntima e indisolublemente vinculado a su ámbito personal, ya que el derecho a la propia imagen es, en esencia, un derecho a la personalidad, es decir, que dentro del elenco de derechos fundamentales, es de aquellos derechos más relevantes y trascendentes, ya que tiene por objeto alguno de los aspectos o elementos más esenciales de la persona en sí misma considerada. Por eso, como derecho de la personalidad, es un derecho irrenunciable, inalienable, imprescriptible, y podrá ser revocado en todo momento'.

Con estos argumentos, el Supremo ha declarado nulo dicho precontrato 'por resultar contrario a los límites inherentes al orden público en materia de contratación de menores, especialmente en lo referente a tutela del interés superior del menor en la decisión personal sobre su futuro profesional como aspecto o presupuesto del desarrollo de su libre personalidad'

Volver

Despacho de Abogados en Valencia - Noticias